Ambulancias la Costera S.L. Condenada por Sentencia

Iniciado el conflicto en Enero del 2013 desde el Sindicato CNT Vall d’Albaida, denunciamos que Ambulancias la Costa S.L, en colaboración con determinados trabajadores muy posicionados, ha intentado despedir al Delegado de CNT, vulnerando el derecho fundamental de garantía de indemnidad.

Consideramos que la empresa ha pretendido parar la denuncia pública de las condiciones laborales, la precariedad de los servicios y la ocultación de una veintena de puestos de trabajo disponibles, mediante el intento frustrado de un despido con carácter ejemplificador para la plantilla.

Consideramos que Ambulancias la Costa S.L impide la oferta de ocupación, que práctica constantes cambios a las unidades, modificaciones de horarios y mantenimiento de jornadas abusivas, para ocultar la falta de personal, la precariedad de los servicios y aumentar beneficios.

Desde este Sindicato, creemos que l’Olleria, Navarrés, Moixent, Vilanova de Castelló y Benigànim, han sido el objetivo de recortes, y que Ontinyent, Xàtiva y Canals están en el punto de mira. Con una supuesta deslocalización de unidades, una presunta polivalencia funcional y la movilización del personal, creamos que se intenta impedir la contratación de parados, ocultar la falta de recursos y evitar el escándalo público.

Según nuestra estimación, y siendo muy optimistas, Ambulancias la Costa S.L presta servicios en una proporción de veintisiete trabajadores por cada cien mil habitantes, ocasionando, que al menos ochenta mil ciudadanos estén amenazados con graves deficiencias de transporte sanitario urgente y con acceso precario para los servicios no asistenciales, haciendo notar, que esta estimación no profundiza en los picos deficitarios según franjas horarias, ni considera lo sucedido en otras zonas, como por ejemplo, a La Ribera.

Creemos que Ambulancias la Costa S.L. mediante la precarització laboral y la reducción de salarios, trata de obligar, por necesidad, que compañeros y compañeras aceptan jornadas de hasta 264 horas mensuales para ocultar la falta de recursos y enmascarar la precariedad de los servicios.

Con estas jornadas, creemos que intenta encubrir la existencia de una veintena de puestos de trabajo disponibles en detrimento de unos servicios que la población necesita y paga, además de imposibilitar la inserción laboral de gente parada plenamente capacitada.

Frente la denuncia de irregularidades, la reclamación de derechos laborales y la defensa de unos servicios públicos de calidad, ni hay marcha atrás ni nada que nos pare. Desde CNT vemos intolerable que a ninguna empresa actúe en contra de los intereses sociales pagados por la gente trabajadora y que todavía hoy por hoy nos veamos obligados a preservar el anonimato de los compañeros afiliados para evitar represalias.

Resulta difícil de entender que se nos obligue a luchar, nuevamente y en “democracia”, por un derecho fundamental como el que por sentencia judicial se ha demostrado vulnerado, y que todavía hoy, en el ámbito interno de empresas contratadas por Conselleria, se vulneran los derechos más básicos o incluso nuestra dignidad.

Los trabajadores y trabajadoras de la CNT continuamos luchando para conseguir una asistencia de calidad, para la mejora de las condiciones de trabajo y para la inserción inmediata de persones paradas. Luchamos para hacer valer el compromiso social implícito a toda prestación de servicios públicos, y en concreto, para que esta empresa se someta a los requerimientos reales de la población.

A nuestra Sanidad no caben indeseables anclados en oscuras tácticas de épocas pasadas.

La simple vulneración de un derecho fundamental o la violación de la dignidad de cualquier trabajador, habría de suponer la inmediata inhabilitación de esta clase de empresas para el acceso a cualquier adjudicación y para siempre. Creamos estar asistiendo a una intermediación encarecedora, precaria e indigna, apoyada por una Conselleria sorda, ciega y muda frente el enriquecimiento a cargo de graves deficiencias asistenciales.

Finalmente queremos manifestar nuestro apoyo a los compañeros de ambulancias La Ribera que han denunciado la vergonzosa actitud empresarial que los ha obligado a realizar trabajos agrícolas en las propiedades del empresario y a limpiar la piscina del gerente, lo cual, digamos, a nosotros no nos sorprende.

Nuestro delegado CNT ha sido readmitido con carácter inmediato y la empresa ha sido condenada a pagar unos cuarenta euros por día durante cinco meses y medio por vulneración de garantía de indemindad.

Más info: CNT-Vall d’Albaida

A %d blogueros les gusta esto: