CNT-AIT Chiclana: crónica de la charla “Reconversión Industrial.

Recordando aliviaremos la memoria” Dentro de las actividades emprendida por CNT-AIT Chiclana, y ofrecer, a través de ellas nuestras propuestas desde el anarcosindicalismo militante, tuvo lugar en la tarde de ayer, la charla que desarrolló el compañero perteneciente al SOV de la CNT-AIT de Puerto Real Pepe Gómez, sobre el tema de la Reconversión Industrial.

A pesar de los sectores que la sufrieron como la Siderurgia, el sector Minero, Textil, o el sector del Automóvil y trabajadores del campo, por experiencia propia del propio conferenciante y su militancia activa, la charla se centró en el sector Naval e incidencias y la influencia notable del anarcosindicato de la CNT-AIT en las luchas de los astilleros de Puerto Real, erigido éste en la Bahía gaditana – como resultado de la guerra árabe-israelí, y el posterior cierre del Canal de Suez – enfocado a la construcción de grandes petroleros.

Durante más de dos horas de exposición nuestro compañero nos introdujo en los acontecimientos llevados a cabo por los trabajadores y familias de toda una comarca que en 1977 plantaron cara a la primera Reconversión Industrial, iniciada por el gobierno de la UCD y culminada en 1983 con la entrada de los “socialistas” del PSOE en el Gobierno de la nación, quiénes traían bajo el brazo, el Decreto de Reconversión Industrial, que recogía entre otras, una serie de medidas como: Creación de los Fondos de Promoción de Empleo, Prejubilaciones a los 55 años o la creación de Zonas de Urgente Reindustrialización.y reducción de las plantillas de trabajadores, entre otras.

A medida que se disertaba en el tema, se fueron visibilizando diapositivas que nos traían a la memoria imágenes de la histórica manifestación de 1977 en Cádiz donde asistieron más de 100.000 personas, imagen que puede simbolizar todo el proceso de lucha obrera de los años 80 resaltando la importancia de las luchas de más de seis meses en Puerto Real y el papel importante jugado por las mujeres en apoyo a los trabajadores del astillero.

Recordaron las palabras e imágenes proyectadas, al colectivo de aprendices, no olvidando el papel jugado por el comité de empresa en la eliminación del artículo del convenio colectivo donde se recogía la integración anual de los mismos en el 1% del total de la plantilla, la implantación de los comités de empresa en las fábricas con el acuerdo de todos los partidos políticos, con la única idea de controlar y apaciguar al movimiento obrero tan reivindicativo en aquellos momentos, o el levantamiento de barricadas en la población, en el Puente de Carranza, en las propias instalaciones del astillero con resultado de detenciones, cargas policiales y represión. Pero, sin discusión, queda más que claro, que fue este largo proceso de actividades y de luchas solidarias, el que evitó el cierre de los astilleros gaditanos.

A día de hoy los astilleros españoles sufren la nula creación de empleos alternativos y sí las prejubilaciones, con el decrecimiento de los trabajadores de plantilla, la mayoría indirectos. Se acabó la incorporación de los Aprendices y con la formación profesional, que condenó al envejecimiento y tal vez, al cierre o venta de las factorías. La bahía de Cádiz sufrió, igual que El Ferrol, la destrucción miserable de decenas de miles de empleos a cambio de absolutamente nada. Todo ello fue posibilitado gracias a la colaboración inestimable de sindicatos y partidos políticos apoltronados en el Sistema que, como decíamos más arriba, utilizando a los Comités de Empresas, como intermediarios corporativos, fragmentaron las luchas en compartimentos estancos y nos condenó a la derrota.

Pensemos en la confrontación que mantenían los sectores implicados en los procesos de reconversión como la Siderurgia, el combativo sector minero o del Naval. Jamás se logró unificar a todos estos sectores en una defensa común por el empleo. Es más, se hizo ciertamente complicado, por no decir casi imposible, la elaboración de un simple calendario reivindicativo común, entre por ejemplo, los tres astilleros de la Bahía.

Es absoluta la responsabilidad de la gerencia y administración de los astilleros, de los políticos de turno que los apoltronan en sus cargos que por cierto, jamás han creído en la Empresa Pública, como generadora de empleo y bien social para la comunidad; quiénes la han asaltado literalmente como un cortijo propio apuntalados por los “sindicatos” colaboracionistas, quienes los están dejando morir. Quién sabe para su cierre final o para privatizarlos.

En fin, tras la charla, que concluyó con la reflexión de que sólo si nos movilizamos, nos organizamos y luchamos por las justas reivindicaciones de la clase obrera conseguiremos parar al Capital y sus secuaces en todo proceso de agresión hacia los trabajadores, sus recortes, sus reformas, sus reconversiones. No debemos caer en la desmovilización, usemos las herramientas de lucha anarcosindicalista, la acción directa, el apoyo mutuo y la huelga general indefinida.

Disfrutando de un agradecido aperitivo, se tocaron otros temas de interés fomentando el debate entre los compañeros. El acto resultó clarificador y ameno teniendo muy buena acogida entre los asistentes. Esto nos anima a continuar y a participar de próximas actividades.

Gracias de nuevo a los compañeros de la CNT-AIT de Puerto Real, Pepe Gómez y Paco Aragón, por su colaboración y os emplazamos a todos a la siguiente.

CNT-AIT Chiclana

A %d blogueros les gusta esto: