COMUNICADO DE LA PLATAFORMA VECINAL RIO SAN PEDRO

Puerto Real, a 26 de octubre 2017

RESPUESTA DE LA PLATAFORMA AL INFORME TÉCNICO PRESENTADO POR LA JUNTA DE ANDALUCÍA PARA JUSTIFICAR SU DECISIÓN

 

Desde la Plataforma requerimos de la Junta de Andalucía que explique por qué no es de aplicación en este caso el “principio de precaución” aprobado por la Unión Europea

 

Desde la Plataforma Vecinal Río San Pedro no podemos estar más en desacuerdo con la actuación de las administraciones puesta de manifiesto en esta 3ª reunión de la mesa De Alta Tensión, dicen en su nota de prensa que “la actuación ya no reviste el carácter de urgencia que habría adquirido de probarse que la línea de alta tensión estaba perjudicando la salud de los ciudadanos”. Después de casi 40 años de exposición que venimos padeciendo los vecinos con las Líneas de Alta Tensión en su paso por la Barriada, aún se considera que no es urgente ni hay necesidad de actuar para evitar los riesgos que nos pudieran estar ocasionando. Para ello presentan un Informe Técnico, más con ánimo de justificar la no solución del Tendido que para considerar y calcular los riesgos y evitar los daños posibles sobre la población, pues no se hace como observación o en análisis de las circunstancias concretas del Río San Pedro, al que ni siquiera hace mención; es un documento atemporal genérico, que entendemos subjetivo, partidista y, sobre todo sesgado, cuando no hace referencia a los múltiples informes aportados en el sentido contrario.

Creemos que es oportuno que las Administraciones, en concreto la Junta de Andalucía, nos debe explicar a todos por qué en las condiciones conocidas en el Río San Pedro, no es de aplicación “el principio de precaución”, que entendemos indicado para estos casos.

El informe técnico dice: “la relación con el cáncer no se considera probada…”, en ningún caso afirma que no exista, sino que “no se ha podido identificar los factores que pudieran explicar….”, añade “no se puede probar una relación causal…” ¿es este un informe que tranquilice?, que no se pueda encontrar o probar, no quiere decir que no exista, se requiere para ello más investigación como el propio informe expone. Es en este sentido en el que reclamamos que después de cerca de 40 años de exposición a los campos electromagnéticos generados por los cables de Alta Tensión es hora ya de dar solución, no se puede esperar y seguir sin atender a este principio de precaución dictaminado en año 2011, por el Concejo de Europa en su resolución 1815 y que es recomendado con énfasis por la comunidad Científica Internacional, solicitando la necesidad de su aplicación en una declaración realizada en septiembre de este año en Madrid, “exhortando a la aplicación del Principio de Precaución y a revisar los valores límites actuales, porque esperar a tomar medidas, puede provocar unos coste sanitarios y económicos muy elevados, como fue el caso en el pasado con el amianto, la gasolina con plomo o el tabaco”.

La mesa se creó con el objeto de hallar una solución real y “no ficticia” al tendido eléctrico, y ninguna administración lo ha conseguido porque no han tenido voluntad ni ganas de hacerlo. La mesa ha ido evolucionando desde la exposición del compromiso por parte de la Junta en las dos primeras reuniones, donde ya se apuntaron las posibles soluciones, y la disponibilidad de las dos administraciones a concretar la mejor fórmula, a esta tercera, en la que, salvando las desavenencias mostradas anteriormente entre ambas administraciones para asumir responsabilidades en las ocasiones perdidas y reprocharse la falta de interés, se han puesto de acuerdo para entenderse y rechazar al unísono la demanda legítima y justa solicitada por la ciudadanía del Río San Pedro.

Es cierto que pretenden cerrar el expediente, pero tanto Junta de Andalucía, Administración del Estado, Ayuntamiento (quizás este en menor medida), Endesa y Adif no han estado a la altura de las circunstancias. Las torres de alta tensión continúan ahí, transcurriendo por un barrio poblado por más de doce mil personas, muchos de ellos jóvenes y niños que juegan o pasean bajo el tendido. Peligro silencioso o físico, como se quiera ver, que tiene o no que ver con el hecho de que el barrio sea el de mayor mortalidad de la provincia en mayores de 55 años. Y no estamos de acuerdo con las palabras aportadas por la administración, que tienden a pensar que están tratando con un barrio marginal. El Río San Pedro no tiene mayor índice de desempleo ni pobreza que otros barrios de las localidades cercanas. Entonces, ¿a qué viene esa mortalidad? Necesitamos una explicación coherente y no sesgada y enmascarada.

Por otra parte, nos preguntamos para qué una PNL aprobada por unanimidad en el parlamento de Andalucía, para qué constituir una mesa de trabajo de los todos los agentes implicados con la consiguiente pérdida de tiempo, esfuerzos y expectativas. Este Informe aportado oportunamente pudo ser elaborado también para responder a esta demanda entonces y no nos sentiríamos tan defraudados. Nos quedamos como estábamos, con una promesa de soterramiento anexo a la circunstancia de la llegada de una segunda fase del tranvía que ni la propia administración se cree, pero que ya cuenta con un presupuesto de ejecución, que se nos ofreció adelantarlo para el comienzo inmediato de las obras que afectarían al soterramiento de los cables y que hoy se nos retira.

¡¡Principio de precaución YA¡¡

A %d blogueros les gusta esto: