FIESTA BARBARA – FIESTA CRISTIANA

POESIA DE MANUEL LOZANO ANARQUISTA DE JEREZ

 

CORRIDA DE TOROS

Fiesta bárbara, fiesta cristiana

La plaza, como un hormiguero en la sombra de los caciques, en el sol los siervos.

La banda de músicos lanza un pasodoble, la sangre de los aficionados empieza su recorrido por todo el cuerpo.

El alcohol empieza a inflar los pulmones, gritan como lobos hambrientos.

El torero en la capilla pide a su Dios la protección de su alma y de su cuerpo.

La cuadrilla desfila, los siervos lanza las almohadillas al cielo.

Los picadores con la pica de acero de Toledo, los caballos moribundos marchan al paso de un entierro.

Toca la trompeta, el toro sale como una flecha, el matador le da un capotazo, el picador le da un picotazo, la sangre chorrea, el toro moribundo arremete al capo rojo como su sangre.

El matador le hinca su espada atravesando su garganta.

La arena no brilla la cubre la sangre roja del toro moribundo, los siervos gritan:¡el rabo! ¡las orejas!

Las niñas cursis con mantillas y cruces en el pecho gritan como leonas en los días del celo.

Sale el segundo toro: el silencio invade la plaza, el matador se santigua mira al cielo, sus piernas tiemblan, recuerda que asesinó cincuenta toros en su carrera.

Le da un muletazo, el toro se vuelve como un siroco, lo engancha, lo lanza sobre la barrera.

Suena un pasodoble, las campanas se lanzan al vuelo, los caciques y los siervos lloran como cocodrilos.

Una nube negra invade el pueblo.

¡FIESTA BARBARA! ¡FIESTA CRISTIANA!

 

 

A %d blogueros les gusta esto: