La bandera negra del Anarquismo

Bandera (del latín drappellum) es un pedazo de textil usado como la insignia de un país o asociación. Con el pasar de los siglos, las corporaciones, clubes, entidades religiosas, militares, políticas y naciones empezaron a tener sus pabellones con los dibujos y colores previamente resueltos. Las uniones obreras también debatieron sus emblemas, aceptando en las asambleas sus banderas para producir una representación más grande de la clase. Los anarquistas nunca se dieron al trabajo de discutir en congreso y aprobar su “Pabellón”, los colores más apropiados para expresar su filosofía de vida. Así como la palabra Anarquía adoptada por Proudhon, ya se uso por el siglo XIII – el rey Philipe de Bel lo usaba para llamar a l@s desobedientes que se opusieron a él – la bandera negra de los anarquistas también ya había sido usada para demostrar el disgusto, la tristeza, la revuelta, el procedimiento de los políticos Parisinos. Izada por primera vez en la cima de la Cámara de París, en julio de 1830 – las personas con la bandera negra – ellos deseaban expresar su rechazo al capitalismo, a los políticos, al Estado. El eco producido era inmediato y los albañiles de Reims escribieron en este emblema “trabajo o muerte”. El año siguiente, los Cannuts (obreros del textil) de Lyon, protestaron contra los patrones que solo les pagaban 20 patacos por 16 horas de trabajo, en estado de revuelta ellos extendieron la bandera negra con el emblema “vivir trabajando o morir combatiendo”. El 21 de noviembre del mismo año los teclones volvieron a las calles de Lyon y fueron masacrados, pero no se asustaron, al contrario, incluyeron en la bandera un cráneo. En la insurrección de Dresde, Bakunin asió la bandera negra, y Luisa Michel, en Clamart. En el año 1871, los comunistas usaron la bandera roja durante la revolución que dio origen a la Comuna de París, pero Jules Valtes propuso que se cambiase por la bandera negra, por ser “mas radical y triste”. Luisa Michel apoyo y alguna vez defendió la idea de la bandera negra, y en 1882 (el 18 de marzo) haciendo los discursos en el primer cumpleaños de la Comuna dijo: ” ¡no mas banderas rojas pintadas en la sangre de nuestros soldados! Yo ondearé la bandera negra que toma el luto de nuestros muertos y nuestros dolores”. Luisa Michel fue quien más influenció la adopción de este emblema, enrollando la bandera negra en su cuerpo “como si fuera una pantalla en un tallo” (L’Humanité – 1921). Pero fue en 1883, cuando Francia vivió la intensa agitación social, fue que el anarquismo adopto la bandera negra definitivamente. En el norte de Paraná, Brasil, los anarquistas italianos que vinieron a fundar la colonia Cecilia, en los años 1890-94, también izaron en la cúspide del árbol mas alto la bandera negra que flotó al viento como el símbolo de la experiencia libertaria. Ya, por nuestro siglo, o más exactamente, en el curso de la revolución rusa de 1917, Nestor Makhno, anarquista y revolucionario ucraniano con un combativo ejercito popular formado por él para barrer del área las tropas de Denikin, Petliura y otros conservadores monarquistas. Makhno también llevó la bandera negra con un cráneo. En los años de 1918-22, Nestor Makhno y sus compañeros asieron la misma bandera en defensa de las comunas libertarias ucranianas, destruidas por el ejercito rojo, ordenado desde Moscú por Trostky y Lenin, los sepultureros de la revolución junto a Zinoviev y Stalin. Casi dos décadas después, Buenaventura Durruti, con un pequeño ejercito popular en Cataluña, asió la bandera negra con el pabellón anarquista. Pero la bandera negra produjo el impacto más grande cuando se ondeó en mayo de 1968, en París, sobre las barricadas de adoquines levantadas para enfrentar al poder y al gobierno. Hace 137 años que la bandera negra ondeó por primera vez para en la Torre de la Cámara de París, exactamente cuando un mundo intelectual, revolucionario y obrero regresaron sus miradas nuevamente a la capital de Francia. Una vez mas París fue la sede de una gran Convulsión social, con la bandera negra como pabellón. La movilización estudiantil pronto se generalizó, declarando la huelga general en toda Francia. Los obreros fueron arrastrados y empujados por el impacto del movimiento de los estudiantes libertarios, apoyados por 10 millones de huelguistas, los comunistas del PCF hicieron todo lo que pudieron para neutralizar un movimiento espontáneo que escribió su propia historia con el graffiti y encolando los carteles en las paredes del Estado, desafiando las autoridades y al poder gubernamental. Más de 40 años nos separan del Mayo Francés y la bandera negra ondea desafiante a todo poder y opresión, de París a Seattle, de Praga a Niza. los anarquistas no ven esa bandera más que un símbolo que no involucra conquista u opresión. Porque la bandera negra es la negación de todas las demás, el viejo grito de “mi familia es la humanidad y mi patria el mundo”. L@s libertari@s ven en ella un símbolo alrededor del que ell@s encuentran las ideas de emancipación social, de solidaridad. La bandera roja y negra del anarcosindicalismo surge como la unión en un mismo trapo de la bandera negra (anarquista) y la bandera roja (sindicalista). Hoy la podemos ver normalmente cosida en diagonal, sin embargo las primeras banderas rojinegras eran horizontales. La CNT invento esta bandera para poder representar en la calle al anarcosindicalismo

Fuente: CNT-AIT Puerto Real

A %d blogueros les gusta esto: