Los diputados trabajarán 44 días hasta marcharse de vacaciones de verano

Los diputados tienen por delante 21 semanas hasta marcharse de vacaciones de verano. De todas ellas, sus señorías tienen la obligación de estar presentes en el Congreso un total de 44 días, que son las jornadas en las que que habrá sesión plenaria desde este martes hasta finales del mes de junio. Algunos de ellos, incluso, irán por la Cámara Baja menos días, como es el caso de los miembros del Gobierno que solo acudirán por la Carrera de San Jerónimo para los debates, sesiones de control y votaciones en las que sea estrictamente necesaria su presencia.

El calendario de sesiones plenarias hasta el verano fue aprobado por la Mesa del Congreso en su reunión de la semana pasada. Así, de estas 21 próximas semanas habrá 15 con pleno (martes, miércoles y jueves), a excepción de la semana del 15, 16 y 17 de mayo en la que el martes es festivo en la ciudad de Madrid (San Isidro, el patrón) y la actividad parlamentaria se concentrará en dos días, miércoles y jueves.

En estos meses habrá, asimismo, seis semanas sin plenos: entre el 27 de febrero y el 1 de marzo, del 6 al 8 de marzo, los días de Semana Santa, la semana siguiente, el Puente de Mayo y del 5 al 7 de junio. Los meses de julio y agosto son inhábiles en el Congreso y la actividad parlamenaria queda, al igual que sucede en Navidad, rebajada al trabajo de la Diputación Permanente y de algunas comisiones esporádicas.

Hay que recordar que los diputados vienen de disfrutar de casi dos meses de vacaciones de Navidad ya que la última sesión se celebró la segunda semana de diciembre. Este martes, por tanto, se reanudan los plenos tras ocho semanas sin actividad en el hemiciclo, un tiempo en el que se celebraron las elecciones en Cataluña y toda la actividad parlamentaria quedó paralizada en la capital.

Desde el Congreso el argumentario que utilizan sus señorías para defenderse es que el calendario parlamentario viene recogido en el artículo 73 de la Constitución donde se puede leer que Congreso y Senado “se reunirán anualmente en dos períodos ordinarios de sesiones: el primero, de septiembre a diciembre, y el segundo de febrero a junio”. Aseguran, además, que el verdadero trabajo de los diputados, el que no se ve, es el que se realiza en las diferentes comisiones.

Hace ahora un año la presidenta del Congreso Ana Pastor decidió adelantar una hora los plenos de los martes en el Congreso para que los diputados pudieran conciliar su vida laboral y personal. Así, las sesiones llevan doce meses comenzando a las 15 horas en lugar de las 16 horas. La intención de la exministra de Fomento era la de continuar adelantando el horario para que las sesiones se iniciaran por la mañana y finalizaran antes de las 18 horas, pero no ha sido posible por la imposibilidad de los diputados de provincias de llegar a Madrid.

Fuente: https://www.lainformacion.com/espana/los-diputados-trabajaran-44-dias-hasta-marcharse-de-vacaciones-de-verano/6341597

 

 

A %d blogueros les gusta esto: