Por la supresión de la «Cátedra de Tauromaquia» de la Universidad de Salamanca

La tauromaquia ni es arte ni es cultura, es tortura y no pinta nada en la Universidad. Mientras se pretende eliminar la asignatura de filosofía, por ejemplo, del bachiller (así no aprenden lógica, deducción ni a pensar) y se niega la cualidad de grado o licenciad@ a l@s titulad@s por los conservatorios superiores de música, tras largos años de carrera, se utiliza el dinero público para una absurda y patética «Cátedra de Estudios Interdisciplinares en Tauromaquia».

La Junta de Castilla y León (España, cómo no) y la Fundación General de la Universidad de Salamanca han puesto en marcha la Cátedra de Estudios Interdisciplinares en Tauromaquia, para lo cual el Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León, no escatima un euro, y ha concedido una subvención de 75.000 euros durante los próximos tres años. Increíble, pero cierto.

Se pretende que una universidad pública, como la de Salamanca, que en 2018 cumplirá 800 años de historia, le de cabida a la defensa y exaltación del maltrato animal. Es una vergüenza que la institución salmantina se dedique al impulso de la tauromaquia, de escaso valor intelectual y científico, mientras se lleva años recortando en becas, investigación, mejora de infraestructuras, etc…

Más de 10.000 personas han firmado una petición exigiendo al rector de la Usal, Daniel Hernández Ruiperez, y al presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, que supriman dicha Cátedra.

La petición subraya que mientras en los últimos meses, por ejemplo, la Universidad de Zaragoza ha creado una Cátedra universitaria dedicada a la despoblación o la Universidad de Alicante la primera Cátedra dedicada a la cultura gitana en España, la Universidad de Salamanca aboga ahora por defender y destinar recursos a la tauromaquia en lugar de poner el foco en otras áreas de conocimiento científico y humanista más propias del siglo XXI y de las problemáticas de la región.

Denunciemos entre tod@s esta subvención y exijamos la supresión de la patética «Cátedra de Tauromaquia» y que la Universidad salmantina destine recursos económicos a lo que de verdad hace falta: garantizar el acceso a la universidad a tod@s, sin excepciones y sin barreras económicas, en becas, investigación y mejora de infraestructuras.

Fuente: http://elmilicianocnt-aitchiclana.blogspot.com.es/

 

A %d blogueros les gusta esto: