USA: más de cien detenid@s en protestas contra McDonald’s, Burger King, Wendy’s

Trabajador@s de McDonald’s, Burger King, Wendy’s y otros negocios de comida rápida de más de 150 ciudades norteamericanas realizaron de una huelga que busca que el salario mínimo se eleve a 15 dólares la hora y el derecho a organizarse en sindicatos. Más de un centenar de trabajador@s fueron detenid@s durante las protestas.

L@s manifestantes demandaron en pequeñas protestas organizadas en ciudades como Chicago, Miami, Nueva York, Los Ángeles, Las Vegas o San Diego mejores condiciones laborales y un aumento salarial y la libre organización en sindicatos.

Muchos de l@s trabajador@s de las cadenas de comida rápida cobran el salario mínimo federal, que asciende a 7.25 dólares la hora. Hubo al menos 43 detenid@s en Detroit, 24 en Chicago, 19 en Nueva York, 10 en Indianápolis y 7 en Miami, por mencionar algunas de las protestas.

La campaña “Lucha por 15 dólares”, ocurre en momentos en que la disparidad salarial entre pobres y ricos se ha convertido en un asunto político candente. Much@s trabajador@s del sector de comida rápida no ganan mucho de 7.25 dólares por hora, lo que representa aproximadamente 15,000 dólares anuales por una semana de 40 horas.

En Nueva York, cerca de 300 personas se congregaron frente a un McDonald’s situado en las inmediaciones de Times Square y bloquearon temporalmente el tránsito en la calle 42, lo que la policía respondió con la detención de más de una decena de manifestantes.

En Chicago se reunieron unas 150 personas para protestar frente a un centro comercial con restaurantes de McDonald’s y Burger King, y 23 de ell@s fueron detenid@s y multad@s por la Policía local por interrumpir el tránsito de vehículos.

El hartazgo de l@s trabajador@s

Las protestas son una clara y firme señal de que l@s trabajador@s de la comida rápida están hart@s de tratar de sobrevivir con salarios de pobreza y quieren un salario que alcance para vivir.

Las protestas recorrieron las principales ciudades de Estados Unidos, aunque Chicago se convirtió en una de las más activas y allí un grupo de trabajador@s del restaurante Rock & Roll McDonald’s, el más grande y moderno de Chicago, dejaron sus puestos y se unieron al grupo de manifestantes, que usaban máscaras de Ronald McDonald y portaban carteles donde se leía “Salarios bajos, miles de millones en ganancias. ¡Los trabajadores de McDonald’s valen más!”.

En mayo pasado, más de 100 emplead@s de McDonald’s fueron detenid@s por invasión de propiedad privada después de una protesta pacífica frente a la sede central de la corporación en el suburbio de Oak Brook, cerca de Chicago.

Desde entonces l@s trabajador@s han arreciado sus reclamos en todo el país por un mejor salario y el derecho a integrarse en sindicatos. El movimiento de trabajador@s de restaurantes de comida rápida se inició en Nueva York en noviembre de 2012 y se ha extendido también, en menor medida,  fuera de Estados Unidos.

Fuente: http://elmilicianocnt-aitchiclana.blogspot.com.es/

A %d blogueros les gusta esto: